Somosdepor.com

Previa: Deportivo – Osasuna, hora de mantener el nivel

El Deportivo recibirá este domingo al Club Atlético Osasuna en un match ball para ambos equipos- Los de Gaizka querrán mantener el buen nivel mostrado frente a la Real Sociedad y en el Bernabeu, mientras que los de Caparrós intentarán cortar la mala racha de seis partidos perdidos consecutivamente.


De nada te vale hacerlo bien en el Santiago Bernabeu si, cuando juegas contra alguien de “tu liga”, no ganas. El conjunto coruñés está obligado a llevarse los tres puntos para pasar unas navidades tranquilas e irse a los 16 puntos, que, aunque no es una cantidad de la que se pueda fardar, después de verse con 10 a principios de diciembre, sería una gran cifra para poder comer el turrón sin miedo al cese.

No obstante, los navarros llegan en una situación mucho peor, son colistas con siete puntos, y la supervivencia en la categoría pasa por Riazor. No ganar significaría separarse aún más con la salvación, que está marcada, en 12 puntos, por el Valencia. Por ello, el Osasuna viaja a Galicia con el único objetivo de ganar y poner fin a la mala racha, pues llevan desde el 17 de octubre sin ganar un partido (2-3 frente al Eibar). Esta fue su única victoria, son cuatro los partidos empatados en lo que va de campeonato, y diez las derrotas cosechadas. Números que solo auguran el regreso a la categoría de plata.

El regreso de Joaquín Caparrós con un estilo indefinido
Uno de los grandes males de este Osasuna, pero que a la vez lo hace peligroso, es su indefinido estilo de juego. Nadie sabe a qué juegan los navarros desde que Caparrós aterrizó en el Sadar. Con Martín Monreal, el equipo practicaba un fútbol totalmente defensivo, con una línea de cinco hombres atrás y tres hombres en la sala de máquinas. En ningún momento el objetivo era mantener la posesión y controlar la pelota, al contrario, cuánta menos posesión se tuviera, más cómodo se sentía Osasuna. Con dos hombres arriba, los de Martín buscaban sorprender a la espalda del rival o a través de algún balón colgado. Eso era el pobre juego rojillo, intentar sorprender con una o dos acciones aisladas.

El ex técnico del Deportivo rompió la línea de cinco para optar un 4-2-3-1 donde se pudiera sacar el balón jugado en más ocasiones, y donde el Osasuna tuviese un mayor peso en el juego. No obstante, la falta de calidad de los jugadores ha provocado que esto sea imposible de realizar, y las continuas pérdidas de balón en la construcción del juego han derivado en contragolpes que ha pagado muy caro Osasuna. Además, su zaga no destaca ni por solidez ni por contundencia. En otras palabras, Osasuna es un equipo con muy poco potencial, en el que aún por encima están lesionados tres hombres importantes (Digard, Miguel Flaño y Javier Flaño; los tres con rotura del ligamento cruzado, por lo que se perderán toda la temporada) que deberían dar mayor solidez defensiva y un salto de calidad. Si atrás andan mal, delante no están mejor, son 13 los goles anotados esta temporada (por 32 encajados), y es que el máximo goleador es Sergio León con 4 tantos, seguido por Roberto Torres (4) y Oriol Riera (2). El primero y el último parecen haberse consolidado como los dos atacantes titulares, por delante de Kenan Kodro y Rivière, que apenas han aportado nada al equipo.

Ganar es obligatorio
No solo por los puntos, que también, sino porque perder contra este Osasuna, a día de hoy, es un delito. Puede sonar exagerado y sobre confiado, pero el nivel del Deportivo está muy por encima del de Osasuna, ninguno de los titulares rojillos tendría sitio en el conjunto coruñés. No por ello deben fiarse, pues el Depor es capaz de lo mejor y de lo peor, por eso salir con paciencia será fundamental para llevarse los tres puntos. Osasuna es un equipo que, tarde o temprano, cometerá un error y expondrá a su portero, pero como en una partida de ajedrez, no se debe buscar al rey a las primeras de cambio. Todo apunta a que Garitano pedirá a los suyos presionar arriba y robar en zonas de peligro, además de ser el equipo dominador del partido -en cuanto a posesión- lo cual tampoco debería ser un problema para Guilherme y Celso Borges, ya que todo apunta a que repetirán en el centro del campo. No obstante, los de Caparrós tienen mucho peligro al contragolpe con jugadores veloces como Álex Berenguer o Sergio León, por lo que hay que intentar mantener la mente siempre en el partido y evitar los despistes defensivos que más de una vez han costado goles a los blanquiazules.

Aunque es una opción buena para lo que resta de temporada, no hay indicios de que Joselu y Andone jugarán juntos, pues al delantero cedido por el Stoke City se le quiere llevar con calma y paciencia. Todo apunta a que Carles Gil y Ryan Babel volverán a abarcar las bandas de Riazor, manejados por el turco Emre Çolak. Arriba Andone querrá mantener su tremendo estado de forma y anotar el que sería su sexto gol esta temporada. Por tanto, este es el once por el que apostamos para el domingo:
Tyton / Juanfran, Albentosa, Sidnei, Navarro / Guilherme, Borges / Carles Gil, Çolak , Babel / Andonde

La regularidad es la clave del éxito, y apostar por lo que viene funcionando muy bien sería lo más normal. Veremos si el Deportivo es capaz de mantener el gran nivel de las últimas semanas y brindar un último y buen encuentro en Riazor para despedir el campeonato liguero y poder pensar más calmadamente en la copa.

Deja un comentario

shop giay nuthoi trang f5Responsive WordPress Themenha cap 4 nong thongiay cao gotgiay nu 2015mau biet thu deptoc dephouse beautiful