Somosdepor.com

4 claves para conocer al Dépor Abanca de Manu Sánchez

El Deportivo Femenino ha arrancado la liga siendo la clara revelación. Dos victorias y un empate permite a las pupilas de Manuel Sánchez coliderar la Primera Iberdrola junto a Barcelona, Logroñés y Valencia. El Dépor se encuentra en una situación impensable hace menos de un mes. Y es que ni el escritor más ambicioso hubiese preparado un inicio de temporada tan bueno. Pero ojo, no es casualidad. El buen rendimiento del Dépor Abanca responde a varias claves (seguro que son más) que trataremos de analizar aquí

El centro del campo

Manu Sánchez ha creado un monstruo futbolístico. El centro del campo del Deportivo es una máquina perfectamente engrasada. Y no es casualidad. Las tres piezas se complementan a la perfección. Aunque aquí nos vamos a quedar con dos nombres propios: Alba Merino y Teresa Abelleira. Y ojo, para que estas dos funcionen, pienso, también es necesario que esté Iris. Las tres se entienden a la perfección, y cuando una sube (más Merino) la otra le guarda las espaldas. Y esto a Tere le beneficia.

Alba Merino es una futbolista elegante, una organizadora adelantada, con capacidad para pisar área y sorprender desde atrás. Por eso es la que habitualmente vemos como acompañante del tridente ofensivo. E Iris es la balanza. El control del timing y de sus propias compañeras. Actúa de madre y resguarda a sus compañeras.

Tere Abelleira, una futbolista distinta

Y entre medias está Tere Abelleira. Una futbolista distinta. Una jugadora capaz de abarcar diversos roles, pero donde más cómoda se encuentra es en esa zona intermedia de la organización. En un escalón entre Iris y Alba, donde es capaz de resguardarse y volver atrás, pero puede ver el fútbol en su totalidad. Y no es casualidad que ocupe ese rol. Tere tiene por ídolo a Andrea Pirlo, vio jugar al italiano; y al igual que el de Brescia -que son palabras mayores- su mejor posición es esa. Porque el Pirlo más veterano recorría menos campo, y esa es una evolución que dentro de 10 años Tere vivirá, pero hasta entonces ocupa el mismo rol que ocupaba Pirlo en el Milán dominador de Europa. Aquel Milán que juntaba a Gattuso, Seedorf y Rui Costa, que después sería Kaká. Tere tiene la capacidad de orquestar los ataques, pero también de desordenar defensas. El pase en corto abunda más, pero sabe encontrar el puente aéreo entre sus botas y el área rival. Y si halago en exceso a Teresa pido disculpas, pero es que me parece una futbolista diferente, una jugadora que puede mirar hacia arriba sin ponerse ningún límite. Y de esas, hay pocas.

El tridente ofensivo

Arriba el Dépor no tiene jugadoras. Tiene máquinas. Peke y Gaby ya congeniaban bien. Llevan años produciendo la una para la otra. Pero ahora se les ha sumado el talento y el descaro de Athenea. Las tres juntas se complementan a la perfección en esa especie de pico final. Porque el Dépor, arriba, no tiene una referencia estática. Gaby, aunque por su corpulencia lo parezca, no lo es. En realidad, la que espera más cerca de la línea del fuera de juego es Peke, que destaca por sus cambios de ritmo y su regate en espacios reducidos. A Gaby le gusta moverse, bajar a recibir, e incluso girarse. Arrastrar marcas y, en definitiva, desaparecer del radar. Que nadie la vea en un rango cercano, y ahí recibir, combinar, o simplemente esperar a que Peke pise línea de fondo para, entonces sí, aparecer en la zona de remate. Y Athenea es el contrapunto: la individualidad y el riesgo. El riesgo a regatear y perderla. Pero es efectivo, y eso que Athenea es un diamante muy poco pulido. Menos consciente quizás que otras futbolistas, pero conocedora de sus cualidades y de las debilidades del rival. Athenea parte desde la izquierda, pero siempre acaba en el centro. Se cuela por el callejón del “5”, entre la defensa y el medio del campo, y ataca esa zona, para recibir en carrera y poder producir en conducción. Manu Sánchez tiene un tridente de lujo del que, si alguien dudó un solo instante, ya se le borró el pensamiento de la cabeza.

La salida de balón de María Méndez

No es casualidad que María Méndez se esté convirtiendo en asidua en las categorías inferiores de España. Si antes hablábamos de Tere, no podemos dejar de lado a María como individualidad. Ha sido una de las nuevas fichajes del Dépor, y qué bien tirado ha estado. María es una futbolista completísima, capaz de rendir en varios registros y con todas las cualidades del mundo para ser una central dominadora. Y aunque Manu la probó en el centro del campo, su sitio, como ella nos comentó en su día, es el centro de la zaga. A campo abierto tiene muy buena zancada, tiene el físico necesario para cometer errores y luego corregirlos, y en el futuro será capaz de dominar el área como si fuesen las baldosas de su habitación. A eso se le suma su buena salida de balón. Por poner un ejemplo, el gol ante el Granadilla inicia en una salida de zona de María, que conduce antes de combinar la línea ofensiva. Y tener una jugadora tan completa da puntos.

La pizarra de Manu Sánchez

Y concluímos con lo más importante. Porque aunque el fútbol es por y para las protagonistas, estas necesitan de un director. El Dépor Abanca no es precisamente una banda de jugadoras con talento. Es uno de los equipos más trabajados en el mundo del fútbol. Lo que sucede en el campo no es fruto de la casualidad. Es la recogida de la cosecha, transformada en buen juego y sacrificio. Sacrificio por las compañeras, por correr hasta el último instante por la camiseta. Y correr con sentido.

Manu Sánchez utiliza un rombo que, pienso, en realidad es un árbol de navidad, similar al de Carlo Ancelotti pero desdibujado. Con un borrón en la parte ofensiva que corresponde a Gaby. Gaby no actúa de mediapunta, no está ahí esperándola, más bien actúa en un rol similar al del falso 9, partiendo desde arriba pero bajando a recibir en el espacio. Y las dos atacantes (Peke y Athenea) revolotean en torno a la figura de Gaby para explotar, habitualmente, la zona más interior.

La zona exterior es propiedad de las laterales. Laterales que en ataque son carrileras puras. Se comen la banda durante noventa minutos y se convierten en un apoyo tanto para las centrocampistas, como para las delanteras. A Manu Sánchez le gusta que sus jugadoras pisan campo rival, que haya ocho o nueve personas instaladas en la casa del vecino, y aprovechar todo el campo. Y ahí no solo ha tirado de pizarra, también ha sabido mover a las futbolistas por las posiciones. Nuria, que venía de tener un papel más ofensivo, quizás no tiene la chispa de Peke o la conducción de Athenea para ser diferencial arriba. Pero sí es capaz de subir y abajar la banda durante noventa minutos, y tiene la calidad suficiente para ser una centrocampista más, pero escorada. Y esa transformación -mientras esperamos a Patri L.- va a ser una arma ofensiva muy importante.

Así formó el Dépor Abanca ante el Granadilla

El Dépor Abanca propone un fútbol de ilusión y diversión. Quieren la pelota y la necesitan para vivir. Se componen y recomponen a través de la posesión. Manu Sánchez ha preparado un proyecto con sello de autor que, ojalá, siga dando todas las alegrías que nos ha dado hasta el momento.

Xane Silveira (@XaneSilveira)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »

shop giay nuthoi trang f5Responsive WordPress Themenha cap 4 nong thongiay cao gotgiay nu 2015mau biet thu deptoc dephouse beautiful

A %d blogueros les gusta esto: