Somosdepor.com

Anarquía en Riazor

Si los partidos del Dépor fueran una canción no habría ninguna mejor que esta de los Sex Pistols para escenificarlo.

El equipo no se presentó a jugar la primera parte de ayer en Riazor. Los valientes que acudieron al estadio tuvieron que ver cómo nos bailaba el Numancia, valiente en su propuesta, de un lado al otro del campo. Nosotros nos dedicábamos a dar pelotazos y a ser insulsamente malos. Sólo el desparpajo de Mollejo parecía que estaba destinado a conseguir algo bueno.

Y llegamos al descanso con cero a uno y da gracias. No es que el Numancia se hartará de tirar a puerta ni que Dani Giménez se convirtiera en un héroe; es que el Dépor no estaba en el campo, no existía mediocampo, Christian no recibía un balón en condiciones y la defensa parecía estar de resaca. Un desastre. Pensé que, por qué no, todo podía cambiar tras una intensa charla de Anquela. Y así fue.

El equipo que salió del banquillo era otro. Mucho mejor posicionado, robando balones, incisivo, valiente, todo bien mientras el Numancia no se acercó a la portería y conseguíamos nuestros goles gracias al acierto y la pierna de Ager Aketxe, un portento a balón parado, un buen jugador que cuánto más enganchado esté al partido más opciones tendrá el Dépor de ganar.

Pero los cambios nos hicieron peores. Fallamos algún gol clamoroso y metimos el tres a uno en un penalti algo dudoso. Si os digo la verdad, me lo veía venir en cuánto nos encerramos atrás. Y quién no sintiera lo mismo es que no ha vivido los últimos diez años de Deportivismo. El segundo gol del Numancia es un desastre generalizado. Y el tercero en el último minuto una vergüenza para un equipo de fútbol profesional. Ver la jugada a cámara lenta y como varios jugadores se quedan mirando cómo remata Escassi es para hacérnoslo mirar.

Un desastre. La defensa, sobre todo es una parcela dónde sólo reina la anaquía, la desorgnización. ¿Cómo un equipo puede borrarse del campo de esa manera en los diez últimos minutos?

No sé dónde está la solución pero ahora mismo más nos valdría mirar más bien hacia abajo que hacia arriba. No tenemos brújula, nadie mete un pase al hueco y atrás somos un coladero. O las cosas cambian o esta temporada se presenta tenebrosa.

Aun así el dato positivo es que estamos en la jornada seis. Hay tiempo, pero urgen las soluciones.

Roberto López (@Roberheavy)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »

shop giay nuthoi trang f5Responsive WordPress Themenha cap 4 nong thongiay cao gotgiay nu 2015mau biet thu deptoc dephouse beautiful

A %d blogueros les gusta esto: