Somosdepor.com

Cuando el Dépor salió campeón

El 19 de mayo se cumplen 19 años de la primera y única liga del Deportivo. Un viernes recordado por todos los deportivistas donde se venció por 2-0 al Espanyol.

Como si fuera ayer y ya han pasado diecinueve años de la consecución del primer y único campeonato de Liga del Dépor. Diecinueve años de aquel 19 de mayo del 2000 en el que el Dios del fútbol decidió no intervenir y las lágrimas derramadas tras el penalti de Djukic, por fin pudieron convertirse en el mayor baño de éxtasis deportivo que la ciudad herculina recuerda.

Cientos de imágenes que quedan en la retina y en los corazones de miles de deportivistas. Abrazos y sentimientos que despliegan una amplia sonrisa en la cara de todos los que llevan al Dépor en el alma. Atrás quedaron los fantasmas del pasado. Atrás quedó la angustia y la desazón tras el error de ese maldito penalti que golpeó a un equipo y a una ciudad cuando ya paladeaban las mieles de la victoria.

Llegaban a esa última jornada con opciones tanto el Barcelona como Zaragoza para arrebatarle el campeonato al conjunto blanquiazul. Tras 27 jornadas consecutivas liderando la primera división, los de Javier Irureta se la jugaban en una última jornada que se presuponía de infarto. Pero la intriga duró poco. Uno de los pocos supervivientes de la tragedia del 94, Donato, se elevó de manera imperial a la salida de un córner y de un soberbio testarazo marcó uno de los goles más importantes de la historia del Deportivo de la Coruña. El que estaba destinado a lanzar ese infame penalti y no pudo hacerlo por haber sido sustituido minutos antes, fue el encargado de enterrar todos los fantasmas. No se podía haber escrito un guion mejor.

La euforia se desató en un Riazor donde 36.000 gargantas derramaban felicidad a cada segundo que pasaba. Se relamía un campeonato y se palpaba en el ambiente que esta vez no se iba a fallar en la consecución del ansiado objetivo. Todo quedó certificado cuando Manuel Pablo centró raso desde la banda derecha y Roy Makaay ejecutó de manera certera. Fue el “chupinazo” inicial a la fiesta que se vendría desde ese momento hasta días más tarde. Invasión de campo, éxtasis, rubios platino, balcones y
fiesta. De A Coruña a cualquier punto del planeta, desde los asistentes en Riazor hasta el último aficionado que a mil kilómetros vibraba de alegría gritando gol pegado a su transistor.

Uno de los pocos supervivientes de la tragedia del 94, Donato, marcó uno de los goles más importantes de la historia del Deportivo de la Coruña

Aquel año en A Coruña se recuerda muy bien. Cualquier aficionado blanquiazul recitaría aún hoy la alineación titular de los héroes del campeonato de liga.

Songo’o en portería; Manuel Pablo, lateral derecho; Romero, lateral izquierdo; Naybet y Donato, centrales; mediocampo para Víctor, Mauro Silva, Jokanovic y Fran; Djalminha en el enganche; y arriba Roy Makaay. Junto a Javier Irureta y a Augusto César Lendoiro.

La historia no engaña a nadie y pone a cada cual en su sitio. Y con el paso de los años ha quedado claro que aquella gesta y aquellos héroes van a quedar grabados con fuego en la retina y los corazones de todos los deportivistas.

Esos que hoy van a disfrutar como niños pequeños cuando un único pensamiento recorra su mente: “Yo vi cuando el Dépor salió campeón”.

 

Foto: Archivo del Real Club Deportivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »

shop giay nuthoi trang f5Responsive WordPress Themenha cap 4 nong thongiay cao gotgiay nu 2015mau biet thu deptoc dephouse beautiful

A %d blogueros les gusta esto: