Desperezándose en Riazor, mejoría sin premio

Domingo, de nuevo a las 12 de la mañana, todavía desperezándonos  pero ilusionados, los deportivistas nos dirigíamos de nuevo a Riazor.

El partido era de los grandes, dos ex primeras se citaban en Riazor para dilucidar antiguas rencillas.

No fue un partido demasiado bonito, el Zaragoza contemporizó desde el minuto uno, apenas desarrolló juego de medio campo para adelante y su única ocasión fue a balón parado y supuso el 1 a 0.

Vázquez se decidió de nuevo por un 4-1-4-1 y el Depor parecía con ganas de cambiar la tendencia, pero las llegadas llegaban a cuenta gotas y las ideas en ataque no eran demasiadas.

Los problemas, ya más que conocidos, salían a la luz, el Depor se atascaba en el centro, la inexistencia de interiores puros provocaba de nuevo un atasco que tan sólo, esta vez con más frecuencia, los laterales solucionaban con sus subidas.

Laure y Luisinho estuvieron mucho más activos en ataque de lo habitual y aportaron el tan ansiado juego por banda que tanto necesita el Depor, sus llegadas a área rival deben ser la llave de muchos partidos.

La primera parte era mala, el Depor controlaba el partido, pero la posesión era en zonas poco peligrosas, las ideas eran pocas y las conducciones demasiado largas, un Zaragoza bien colocado era capaz de parar sin apenas problemas los ataques del equipo y salir con peligro en alguna contra.

Mediada la primera parte, un tarjetero Sureda Cuenca expulsaba a Fernando Vázquez tras un protesta airada, demasiado castigo para el de Castrofeito.

Por parte del Depor, tan sólo un par de llegadas peligrosas de Bastón, una tras un buen pase en profundidad de Juan Domínguez y otra tras un gran centro de Laure, que el delantero no fue capaz de embocar. Por parte del Zaragoza,  una buena falta tirada por Barkero que casi se cuela por la escuadra deportivista y poco más.

En la segunda parte el partido calló definitivamente del lado del cuadro deportivista, las llegadas a área aumentaron y la sensación de gol merodeadaba Riazor.

El Zaragoza esperaba y desesperaba a todo el estadio con sus continuas pérdidas de tiempo.

Pero sería el Zaragoza el que rompería el partido, y sería Victor R. el que, tras un córner bien sacado por el equipo maño,  marcaría con un remate de cabeza en el segundo palo tras una buena prolongación de un compañero.

 Mazazo para el deportivismo, que veía como de nuevo, se escapaban los puntos en Riazor.

El Depor seguía a lo suyo y creaba ocasiones, las entradas por bandas se convertían en asiduas por primera vez en toda la temporada y varios centros peligrosos no encontraron rematador cuando todo parecía hecho.

Vázquez decidía arriesgar y daba entrada al debutante Núñez por un lesionado Arizmendi y a Luis por un enorme Wilk.

Todo se complicaba aún más cuando apenas quedaban diez minutos para el final, Luisinho sufría una rigurosa expulsión y el árbitro se convertía en el protagonista de la mañana.

Defensa de 3 y a buscar el partido con más corazón que cabeza.

Y sería en una falta en la frontal y cuando el partido agonizaba, en la que Culio decidió demostrar el por qué debe ser el líder de este equipo, lanzamiento medido a la cruceta,  balón muerto en área pequeña, al que llegaba el “matador Bastón”, para poner el 1 a 1. Quinto gol del delantero, que por fin se estrenaba ante su afición.

El partido terminaba y la afición se marchaba de Riazor contenta por la mejoría del equipo, pero triste por un resultado, sabiendo que, a pesar de no realizar un partido espectacular, el Depor mereció mejor premio.

Lo mejor:

–          Wilk demuestra partido a partido que es un jugador de otro nivel, trabajo, trabajo y trabajo. Cada partido que pasa está más cómodo e incluso se atreve a llegar arriba, hoy incluso remató con peligro desde la frontal.

–          La subida de los laterales divide las defensas y crea peligro, falta centrar con más sentido, pero la solución a la falta de interiores está ahí.

–          El estreno de Núñez, nos puede aportar cosas diferentes.

Lo peor: 

–          Arizmendi sigue sin aparecer y encima se lesionó.

–          La pérdida de Lusinho, Culio y Vázquez para el partido en Tenerife.

–          Juan Domínguez ha perdido protagonismo, la colocación al lado de Culio lo tapa y apenas aparece, lo necesitamos.

Ficha técnica:

RC Deportivo: Lux, Laure, Luisinho, Insua, Alex Bergantiños, Wilk (Luis, min.77), Culio, Juan Domínguez, Arizmendi (Núñez min.52), Rudy (Manuel Pablo, min.90) y Borja Bastón.

Real Zaragoza: Leo Franco, Paredes, Álvaro, D.A.V. Cortés, Movilla (Cidoncha, min.60), Barquero (Tarsi, min.66), Montañés (Laguardia min.88), José Mari, Víctor R., Henríquez, Abraham.

Árbitro: D. Pedro Sureda Cuenca comité territorial balear.

Goles: 0-1, Víctor R. minuto 79. 1-1, Borja Bastón, minuto 90.

Estadio: Riazor, un magnifico ambiente en el feudo herculino.

Incidencias: Expulsó a Fernando Vázquez y Luisinho por doble amarilla. Amarilla a Movilla y Leo Franco por parte del Zaragoza, Insua, Luisinho, Lux, Laure y Culio por parte del equipo local.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: