Somosdepor.com

El hombre del ‘Sí se puede’



Hay entrenadores para un equipo y hay equipos para un entrenador. El idilio de Fernando Vázquez con la grada de Riazor va más allá de unos buenos resultados y una remontada meteórica. El de Castrofeito ha devuelto la ilusión a toda una ciudad. Cinco partidos después de su regreso, el Deportivo se encuentra fuera de los puestos de descenso y con licencia para soñar.

El fútbol es un estado de ánimo y la temporada del Dépor se ajusta cada día más a un guion de ciencia ficción. En resumen, el peor equipo de la historia del club está protagonizando una remontada para la historia. Después de consumar una primera vuelta con solo 15 puntos, colistas y a siete puntos de la permanencia, el conjunto herculino ha ganado sus cinco primeros encuentros de la segunda parte del campeonato. Las victorias ante Numancia, Racing, Cádiz, Albacete y Las Palmas han servido para recuperar el ánimo de la tropa deportivista y alejar al equipo de los puestos de descenso. Una remontada que tiene nombres propios; Sabin Merino, Emre Çolak, Ager Aketxe, Gaku Shibasaki o Mujaid Sadick son los máximos exponentes de una tarea heroica. Sin embargo, es de recibo destacar a uno por encima del resto: Fernando Vázquez Pena.

El éxito del preparador gallego radica en convencer a Mollejo, Bóveda y Sabin para que se crean Roberto Carlos, Cafú y Ronaldo Nazario, respectivamente. Con Fernando, el equipo ha mejorado en todas sus prestaciones. Lo que antes era un equipo que encajaba prácticamente dos goles por partido, ahora es un bloque sólido y compacto que apenas concede ocasiones a sus adversarios. Por primera vez en mucho tiempo, al equipo se le pueden ver unas ideas claras y un plan determinado para cosechar una victoria tras otra.

Recuerdo hace unos años, con el equipo en Segunda, un encuentro que tuve con Fernando en el Mini Estadi. Hablamos del ascenso, del futuro del club, de los rivales directos, en definitiva, hablamos de fútbol. Me sorprendió su respuesta cuando le pregunté por qué veía con tanta claridad al equipo en Primera: Estou seguro do ascenso porque eu confío no Dépor. Sus palabras me marcaron. El hombre no necesitaba más argumentos que un escudo centenario para creer. Una pasión por unos colores y una fe ciega en conseguir lo que para muchos parecía imposible. Y lo logró. Al final de esa temporada, el Deportivo volvía a estar entre los más grandes.

Seis años después, el técnico gallego está protagonizando un nuevo milagro en tierras coruñesas. La ciudad de cristal respira un ambiente de unidad que había desparecido. Queda mucha liga, muchos partidos y muchos asaltos, pero Fernando Vázquez ha contribuido en algo esencial: el Deportivo ha recuperado su identidad. Algo que va más allá de los resultados y la tabla clasificatoria.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »

shop giay nuthoi trang f5Responsive WordPress Themenha cap 4 nong thongiay cao gotgiay nu 2015mau biet thu deptoc dephouse beautiful

A %d blogueros les gusta esto: