Somosdepor.com

El rombo como solución a la crisis del Deportivo

El Deportivo se la juega este fin de semana. Tras varios meses de bajón, de nervios y dudas, Natxo volverá a la idea que siempre defendió. El rombo, su rombo, será el esquema elegido para gastar la última bala de la recámara.

Los primeros meses de temporada fueron marcados por dos ideas claves. La primera, que ser líder de segunda solo era una mera formalidad que dura poco tiempo. La segunda, que el Deportivo era el equipo que practicaba el mejor fútbol en la categoría. Y con eso las semanas avanzaron, con un Deportivo que no tenía prisa por asaltar los primeros puestos, pero que se mantenía cercano. Como si de un cazador se tratase, a punto de abalanzarse sobre su presa.

Natxo está siendo incapaz de encontrar la tecla adecuada

El invierno fue duro con el Deportivo. Los rivales se hicieron más poderosos y, sobre todo, aprendieron a competir ante el Dépor. Los patrones se fueron repitiendo, equipos que exigen un fútbol más velo y dejan poco espacio entre líneas. El Dépor pasó de ser temido a controlado, de dominador a dominado. Y entonces, todo se vino abajo. Natxo tuvo que renunciar a su rombo, casi por presión popular. El 1-4-3-3 supuso un soplo de aire fresco, un refuerzo ante los malos partidos. Y aunque parecía que todo volvería a ser como antaño, jugar con bandas abiertas solo fue un parche que poco a poco también se desgastó. Y si hablamos de desgaste, no podemos olvidarnos de Riazor, y es que el recinto coruñés ha pasado de ser un feudo temido por los rivales, a un ambiente temido por los jugadores.

Las victorias ante Sporting y Granada fueron tan solo una pantalla ilusoria sobre la crisis de juego que se estaba generando. Y con el tiempo, la crisis con el esférico dio lugar a una más seria, una crisis de resultados. El Dépor acumula una victoria en los últimos 7 partidos. Sin contar el partido ante el Reus, son cinco encuentros consecutivos sin ganar. La grada, nerviosa, se teme lo peor. Y entre tantas dudas, Natxo, aprovechando el descanso por el partido ante el Reus, quiso probar el 4-2-3-1. La cosa salió mal y, después de unos meses de estabilidad, su puesto volvió a estar en dudas.

De morir, morir con tus ideas. Una frase que Natxo lleva tatuada en la mirada y, parece, aplicará en la próxima jornada ante el Oviedo. El puesto de técnico está en peligro. Mientras el equipo siga en posiciones de Play Off, no habrá decisiones en torno a Nacho, pero un nuevo pinchazo ante el Oviedo podría dejar su figura muy tocada. Y de caer, caer con lo que siempre ha creído, en lo que siempre ha confiado. Su rombo. Ese rombo que dio alegrías. Ese rombo sobre el cuál se construyó un equipo y una plantilla con excesos en el medio y carencias en las bandas.

¿Por qué no? De caer, hacerlo con lo que siempre has creído que era la solución. Con lo que en su día funcionó. Y entonces, si se falla, fallarás con tus ideas y no con las de otros. Natxo tiene dudas. Todos las tenemos. Y las dudas, en el fútbol, se superan con victorias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »

shop giay nuthoi trang f5Responsive WordPress Themenha cap 4 nong thongiay cao gotgiay nu 2015mau biet thu deptoc dephouse beautiful

A %d blogueros les gusta esto: