En Zaragoza hay que mantener la seguridad defensiva

Aythami y Evaldo serán los encargados de suplir las bajas de Marchena y Ayoze.

El último partido ante el Mallorca trajo consigo algo más que tres puntos. El marcador visitante volvía a quedar, por segunda vez en la temporada, a cero. El conjunto entrenado por Joaquín Caparros no fue capaz de encontrar la ocasión de marcar, a pesar de llegar en varias ocasiones al área defendida por Aranzubía. De ese encuentro, además del juego poco brillante – aunque efectivo – del Deportivo, lo que todos los analistas destacaron fue la seriedad defensiva mostrada por los pupilos de Oltra.

Algo que se llevaba pidiendo desde hacía jornadas se conseguía. Los cuatros hombres de la defensa rindieron a un buen nivel, en un partido en el que además pudimos ver más ayudas por parte de los hombres de la zona media. Ahora, debido a las lesiones de Marchena y de Ayoze, parece que ese logro puede verse malogrado. Y es que tanto el central como el lateral estaban rindiendo a un buen nivel, y aunque ha sido cosa de un partido, si que es cierto que el día del Celta se vio una mejoría refrendada en el último choque. El nivel de ambos jugadores fue bueno, y es por eso por lo que su ausencia es de las que previsiblemente más se pueden notar.

En el caso del andaluz se había ganado con creces el puesto de “jefe de la zaga”, al cortar las internadas de los rivales y al ser el máximo recuperador de balones del equipo, el segundo de toda la Liga. 900 minutos disputados, todos los partidos, y tan solo dos tarjetas amarillas. Su fama de “marrullero” quedó atrás y a pesar de que muchos no estaban convencidos con su fichaje, ahora son más los que ven con pena que sea baja para Zaragoza. Aunque a muchos la baja que más les preocupa es la de Ayoze. El lateral entró en el once debido al bajo nivel que Evaldo estaba mostrando, y a pesar de que tampoco convencía su titularidad, con el paso de los partidos ha ido ganando en seguridad y se ha asentado en un puesto del que muy pocos le quitarían ahora mismo.

Para el partido de Zaragoza entrarán, con casi toda seguridad, Aythami y Evaldo. Ambos son conscientes de que deben realizar un buen papel si quieren tener opciones de volver al once, sobre todo porque cualquier mínimo error provocaría que pasasen a estar señalados. Serán mirados con lupa y analizados hasta el más mínimo detalle. Está claro que no solo dependerá de ellos el mantener la puerta a cero. Todo el equipo debe colaborar, pero es innegable que la sombra de Marchena y Ayoze puede ser demasiado alargada. Confiemos, puesto que tal y como estamos esa será nuestra mejor baza.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: