Espiando al rival: F.C.Barcelona

El conjunto catalán, que viene de vencer en liga al Atlético de Madrid, está obligado a ganar en Riazor si quiere mantener el pulso con el Real Madrid.

En medio de su ‘crisis’ más fuerte en lo que va de temporada, los de Luis Enrique medirán el buen momento que atraviesa el Dépor, que acumula ya dos partidos consecutivos sin conocer la derrota y muestra una solidez defensiva mucho mayor desde la llegada de Fabricio a la titularidad.

Pese a haber vencido con contundencia al vigente campeón de liga el pasado domingo (3-1), los culés todavía tienen presente el pinchazo en Anoeta, donde un autogol de Jordi Alba dio los tres puntos a la Real Sociedad. Para aquel partido, el entrenador blaugrana optó por no contar de inicio con dos de sus ‘cracks’, Messi y Neymar, que esperaron su oportunidad desde el banquillo. Con una importante victoria en liga y un cómodo resultado en Copa ante el Elche (5-0) de por medio, el Barça afronta ahora su deber de puntuar para no descolgarse y dejar vía libre a un Madrid que acumula un punto más en la tabla, sin contar con que también tiene un partido menos que los catalanes.

Aunque parece que las relaciones entre entrenador y jugadores no son las idóneas, el Barcelona asusta de igual manera. Los azulgranas han firmado, tal y como nos tienen acostumbrados, un gran inicio de liga, lo que hace que se sitúen en la 2ª posición de la clasificación.

Al margen del partido en A Coruña, los culés tendrán un mes de Enero con rivales a priori bastante asequibles. Tras visitar Riazor se verán las caras (a domicilio de nuevo) con el Elche, que persigue el mismo objetivo que los deportivistas. Posteriormente, recibirán en casa a un Villarreal revelación y en la 22ª jornada se desplazarán al País Vasco para medirse al Athletic de Bilbao, que hace un par de semanas perdió en el feudo herculino. Los tres puntos logrados frente al Atlético de Madrid el pasado fin de semana suponen una bomba de oxígeno para el Barça que, de perder ese partido, se hubiera visto adelantado por los colchoneros.

Ya de cara al encuentro de este domingo, el Deportivo podría contar con un punto a favor, que no es otro que el de estar eliminado de la Copa del Rey. Los de Luis Enrique, que han disputado la vuelta de los octavos de final esta misma semana contra el Elche, podrían acusar los minutos jugados entre semana y sufrir un nuevo pinchazo que dejaría al ex técnico del Celta al borde del despido.

El Dépor tendrá que confirmar sus buenas sensaciones en defensa, previsiblemente formada por Sidnei y Lopo en el centro y Juanfran y Luisinho en los laterales, para parar a una de las mejores delanteras del planeta. El recién confirmado ‘bota de plata’ Leo Messi se prepara para ampliar su cuenta particular en el coliseo blanquiazul del que salió en su última visita con el balón bajo el brazo tras haber firmado un hat trick.

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: