Espiando al rival: Granada C.F.

El Granada C.F., que encadena ya 15 partidos de liga sin conocer la victoria es el próximo rival de un Dépor que necesita los 3 puntos para alejarse de los puestos de descenso cuanto antes.

Después de semanas navegando sin rumbo de la mano del capitán Caparrós, el barco rojiblanco ha apostado por un cambio en el timón. Los nazaríes serán ahora guiados por Abel Resino, ex del Atlético de Madrid y Celta entre otros.

Para hacer frente a la tormenta del descenso, que planea desde mediados de la primera vuelta sobre los andaluces, será necesario un cambio radical en la dinámica y el planteamiento del equipo. Así se lo ha transmitido el nuevo preparador a sus jugadores y así lo quieren plasmar ellos este domingo (12:00h., Canal +) en Riazor ante el Dépor. La idea es sencilla: sumar, sumar y sumar. Todo lo que no sea sumar, sería un fracaso para el Granada, que lleva sin ganar desde nada más y nada menos que la 4ª jornada de liga (0-1 en San Mamés ante el Athletic de Bilbao). Además de dicho enfrentamiento en el País Vasco, el único duelo en el que se impusieron fue precisamente contra el Dépor en la jornada inaugural (2-1), donde un gol de Cavaleiro no fue suficiente para los coruñeses.

Desde aquel partido en Bilbao, el conjunto presidido por Quique Pina únicamente obtuvo 6 puntos a base de empates que a día de hoy le mantienen de farolillo rojo en primera.

Igual o peor le fue al Granada en Copa del Rey, que cayó eliminado a la primera frente al Sevilla perdiendo sus dos partidos (1-2 en la ida y 4-0 en la vuelta).

Los malos resultados cosechados en lo que va de temporada causaron, además del despido de Joaquín Caparrós (que obviamente no volverá a Riazor este domingo), la rescisión de Nounkeu, central cedido por el Galatasaray que sigue los pasos del delantero Alfredo Ortuño. Por todo ello, la directiva ha decidido tomar cartas en el asunto renovando el cuerpo técnico con la llegada de Resino y dotando al centro del campo granadino de la solidez y experiencia que aportará su último fichaje, el ex deportivista Rubén Pérez. El canterano del Atlético, que desde su etapa como blanquiazul ha pasado ya por multitud de equipos (Getafe, Elche o Torino entre otros y siempre como cedido), intentará en Granada lo que en A Coruña no fue capaz de lograr: la permanencia.

Tras el choque en Riazor, el equipo nazarí se verá las caras con más equipos de su liga. Recibirá en Los Cármenes a Elche y Athletic y jugará a domicilio otros dos importantes partidos, ambos por tierras valencianas, ante Villarreal y Levante. Pese a la importancia de estos duelos, el del domingo será vital para los rojiblancos, que de ganar empatarían a puntos con un Dépor que necesita una victoria cuanto antes para confirmar sus buenas sensaciones (obviando la derrota contra el Barcelona) y que permitiría coger aire y ganas para encarar esta segunda vuelta con algo más de optimismo.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: