Somosdepor.com

Honrando el escudo



Eso demuestran cada fin de semana cuándo saltan al campo, no les importa dónde, cuándo ni cómo, ellas siempre defienden con fiereza nuestro escudo.


Porque en una situación como la actual en la que se habla y se debate mucho sobre los mercenarios, los que no sienten los colores y demás es buen momento para dejar de lado lo que se hace mal en el club y mirar hacia lo que sí se hace bien.

Y ahora mismo todo lo que rodea As Nosas está hecho con la precisión de un gran estratega. Supongo que han sido varios los responsables de tamaña hazaña pero hay uno que destaca sobre todos ellos y se llama Manu Sánchez. No por los resultados de su equipo, sino por sus ruedas de prensa, por su saber estar, por sus pantalones cortos pese al frío de la leche, por su defensa a ultranza de las suyas, por demostrar cómo inculcar, cómo enseñas unos valores y un camino.

Y luego la suerte de juntarte con este grupo humano, a veces la suerte también juega un papel fundamental. Suerte, que por otra parte no existió ayer en los campos de Buñol dónde el partido se dividió en dos partes muy diferenciadas, marcadas por el gran viento reinante. En la primera con las Valencianas de cara tuvieron las mejores ocasiones y el gol pudo llegar antes de no ser por el palo y las acertadísimas intervenciones de Sullastres. Al final, al filo del descanso llegó el mazazo.

En la segunda parte salimos con otra entereza, presionando igual que en la primera parte pero esta vez con más vigor y también concediendo más huecos atrás lo que provocaba las contras de las levantinas. Fue la salida al campo de Athenea lo que revolucionó el partido, con ella se activó también Peke que hizo un par de internadas que rozaron el gol de sus compañeras.

Tenía que llegar el empate, pensábamos todos, y el equipo siguió empujando hasta el último segundo, el último aliento. No pudo ser, pero una vez acabado piensas que éste equipo recién ascendido acaba de tener contra las cuerdas a uno de los mejores equipos de España en su propio campo y en lugar de decepción por un resultado sientes un orgullo profundo por ellos.

Eso es lo que siento cada vez que veo a Nuri subir la banda, a Tere hacer una ruleta, a María salir imperialmente de la defensa o a Peke correr cómo si no hubiera un mañana. As nosas, o noso orgullo.

Roberto López Cagiao

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »

shop giay nuthoi trang f5Responsive WordPress Themenha cap 4 nong thongiay cao gotgiay nu 2015mau biet thu deptoc dephouse beautiful

A %d blogueros les gusta esto: