||La Crónica|| El Dépor vuelve a las andadas

El Deportivo volvía en el día de hoy al Estadio Municipal ABANCA-Riazor, donde encadenaba dos victorias seguidas frente a dos rivales de los que juegan por el mismo objetivo que buscan los coruñeses: La permanencia. Por el camino llegó un empate a cero en el estadio de Ipurúa, donde se produjo el debut del hombre encargado de defender la portería coruñesa en este partido: Francis Uzoho. La encrucijada del encuentro para los de Pepe Mel era claro, ganar, encadenar tres victorias seguidas en casa y cinco encuentros consecutivos sin perder para buscar la calma de la mitad de la tabla, o perder y volver a la intranquilidad y a la pelea directa por evitar los puestos de descenso.

Enfrente un Girona que, si bien tuvo un comienzo ilusionante, siendo capaz de llevarse un punto en su debut liguero ante todo un Atlético de Madrid, no ha sabido mantener la inercia y llegaba al feudo deportivista dos puntos por debajo del conjunto coruñés, tras seis jornadas sin conocer la victoria y metido de lleno en la pelea con los equipos de la zona baja de la tabla. Sacar algo positivo del encuentro contra los gallegos se antojaba esencial para los de Machís.

Y aunque el Deportivo pareció salir a morder, bastaron dos minutos de encuentro para salir de la ensoñación. El Girona controlaba el partido pese a tener mucho menos la posesión. Pero pese a jugar menos balón demostraban más criterio al manejarlo que los locales, que chocaban una y otra vez contra el muro defensivo que Machín presentó para plantarle cara al Deportivo.

Pese a las intentonas de unos y otros hubo que esperar hasta el minuto 7 para ver la primera ocasión de peligro: Balón al área blanquiazul en una falta lateral en la que Francis sale en falso y Ramalho remata por encima del larguero.

El lance de Ramalho fue la ocasión más clara del encuentro hasta que llegó la primera jugada polémica del encuentro: Kayode forcejea en el área con Raúl Albentosa y Gil Manzano no se lo piensa ni un instante para pitar la pena máxima. Penalty más que discutible que se saldó con tarjeta amarilla para el central valenciano y el gol de Aday Benítez, que batió desde los once metros al guardameta nigeriano del Deportivo de La Coruña.

El gol, contra todo pronóstico, reforzó a los de Pepe Mel que empezaron a morder arriba y a añadir gente en el ataque que acompañase a Lucas Pérez, muy sólo en un mar de defensas en muchos momentos del encuentro.

El Deportivo era mejor y tenía más el balón que el equipo de Machín, que se cerraba muy bien atrás y solucionaba sin muchos problemas el trabajo que generaba un Deportivo muy espeso en la creación de juego.

No obstante, los locales vieron como le eran anulados dos goles por posición antirreglamentaria. El primero de Borges no deja lugar a dudas ya que Albentosa está adelantado en el momento del pase, no obstante el gol que marca Fede Valverde es mucho más difícil de dictaminar si era o no fuera de juego, en cualquier caso el error o el acierto del línea se mide en micras.

Con la ventaja visitante se fueron ambos equipos al descanso, y tras la charla con el entrenador fue el Deportivo de nuevo quien se propuso meterse en el encuentro y pugnar por la victoria. No hubo que esperar demasiado, ya que Gil Manzano pitó penalty en una jugada tan dudosa como la del penalty a favor del Girona y Lucas Pérez marcó desde el punto de penalty y rompió la maldición de un Deportivo que había fallado la mayor parte de sus últimos penaltys a favor.

Con el empate y la salida al campo de Adrián el Deportivo intentaba meter miedo a un Girona que centraba sus esperanzas en la capacidad física de un incombustible Maffeo y en el talento futbolístico de Portu.

Y fue el talentoso murciano el que consiguió hacer el segundo y el que acabaría siendo definitivo 2-1 a favor del Girona en una preciosa jugada y en un remate ante el que el guardameta blanquiazul poco pudo hacer.

En los compases finales el Deportivo buscó el empate con más corazón que cabeza. La entrada de Bakkali ayudó al Deportivo a romper por banda derecha y sus buenos centros a punto estuvieron de acercar el punto al casillero blanquiazul. Finalmente no pudo ser y el Deportivo se queda con 8 puntos y ve como el Girona lo sobrepasa en la clasificación.

Otro partido repleto de dudas de los hombres de un Pepe Mel que vuelve a ver como la soga se le aprieta al cuello y que deja escapar la ocasión de trepar hasta los puestos tranquilos de la tabla para meterse otra vez en el barro y la pelea de iguales que se libra en la parte baja. Vuelve a mostrar una versión de sí mismo a la que Riazor ya empieza a estar acostumbrada (los pitos dan buena fe de ello) y tendrán que intentar revertir la situación en el encuentro del próximo lunes frente a una Unión Deportiva Las Palmas que también llega en horas bajas en un partido que se antoja dramático para el que caiga derrotado.

Ficha Técnica:

Deportivo de La Coruña: Francis Uzoho, Juanfran, Albentosa, Sidnei, Luisinho, Guilherme, Borges, Valverde (Adrián López, min. 64), Fede Cartabia (Bakkali, min. 77), Emre Çolak (Florin Andone, min. 73) y Lucas Pérez.

Girona: Bono, Maffeo, Bernardo, Juanpe, Ramalho, Aday Benítez (Mojica, min. 79), Portu, Pere Pons (Granell, min. 59), Aleix García, Borja García (Douglas Luiz, min. 59) y Kayode

Goles:  0-1: Aday Benítez, min. 25; 1-1: Lucas Pérez, min. 51; 1-2: Portu, min. 71

Árbitro: Jesús Gil Manzano amonestó a Albentosa, Cartabia y Guilherme por parte del Deportivo de La Coruña y a Bernardo, Ramalho, Aday Benítez, Pere Pons, Aleix García, Álex Granell y Mojica por parte del Girona.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: