Lo que de verdad importa es el Deportivo

Lo que está en juego es el futuro del club, los colores blanco y azul de un equipo de más de 100 años de historia. 

Vivimos en una sociedad en la que el exceso de información resulta hasta perjudicial. Durante el día de ayer, conocíamos que el Deportivo iba a ser embargado por Hacienda, para a medida que iban pasando las horas ir saliendo a la luz gran cantidad de noticias contradictorias. Desde un lado confirmaban y aseguraban que Lendoiro iba a pedir entrar en la Ley Concursal. Otros iban un paso más hacia delante, y contaban que no le queda otra opción tras ser embargado por Hacienda. Pero teníamos también una tercera pata en esta mesa de la información, y es que otro grupo contradecía todo esto y explicaba que en Plaza de Pontevedra no se contempla ninguna de estas opciones. Demasiadas fuentes y mucha más gente queriendo imponer su pensamiento al resto.

También creo que demasiados medios nacionales se limitaron a hacerse eco de lo que desde aquí se contaba, y en muchos casos hablaban “por hablar” sin preocuparse en contrastar la información. Yo no quiero entrar a valorar esto, puesto que pienso que no sabemos la información al completo, y mientras no tengamos todos los datos es muy complicado valorar que es lo que va a pasar. Lo que me gustaría pedir es tranquilidad, tanto a los aficionados como a los medios de información.

Sobre todo a los aficionados, porque el nerviosismo no puede ser tan grande como el que se transmite desde las redes sociales. La cosa está mal, pero es que llevamos años en esta situación. Mientras nadie diga lo contrario, seguimos igual que hasta ahora. ¿Qué el Deportivo debe dinero? ¿Qué se nos embargan los ingresos? Eso es algo que todos conocíamos, ¿o alguien lo ignoraba o quería ignorar?  No hemos pasado de un extremo de vida perfecta al contrario. Al contrario, la deuda se ha ido reduciendo con el paso de los años, poco a poco. ¿Pero por qué discutir entre nosotros como si la vida nos fuese en ello? Aparecen los bandos de los que apoyan a Lendoiro y los que lo critican, de los que dicen que “el líder” es muy bueno y los que afirman que es el diablo personificado. Extremos que no son para nada buenos.

Si que comparto la opinión de muchos de los que piden que hable el club. Al final esa es la solución, que salga Lendoiro en rueda de prensa – o mediante comunicado – y explique lo que pasa. Desde el club tienen que decir si estamos tan mal, o si por el contrario estamos mejor de lo que se quiere pintar. Ese será el momento de entrar a hacer valoraciones y de pedir las responsabilidades que cada uno crea conveniente.

Quiero aprovechar para pedir cordura a todas las partes, y por mucho que el medio con el que el club está “en guerra” sea el que saque la información, no es necesario que se usen los medios del Dépor para contrarrestar y atacar a su directo. Ni unos ni otros pueden entrar en una pelea que no beneficia a nadie. Repito, lo que está en juego es el futuro del club, los colores blanco y azul de un equipo de más de 100 años de historia. Aunque sean tiempos convulsos, aunque no veamos el final del túnel, yo estoy seguro de que al final saldremos sin ningún problema. Tuvimos fe para ascender, tengamos fe para que la situación se tranquilice.  

Tranquilidad y… ¡Forza Dépor! 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: