Somosdepor.com

No hay ‘lume’ al final de este túnel



En estos días tan difíciles para el deportivismo, me resulta imposible no recordar aquel fatídico 23 de junio. Esa noche de San Juan, el Real Mallorca convirtió en pesadilla los sueños de toda una afición. Una pesadilla, por cierto, que continúa presente a día de hoy. Casi cinco meses después de perder el ascenso en Son Moix, el Deportivo se encuentra en el peor momento de su época moderna. Con el equipo colista en Segunda División y sin ningún atisbo de mejoría, el club atraviesa una situación límite.

El no ascenso del Dépor supuso un vuelco absoluto para el proyecto orquestado por Carmelo del Pozo. Debido a la reducción del límite salarial – consecuencia de estar otro año en Segunda – el club coruñés se vio obligado a desprenderse de sus mimbres más preciados. El nuevo presupuesto del equipo no permitió renovar las cesiones de Carlos Fernández, Domingos Duarte y Pablo Marí. Quique y Edu Expósito pusieron rumbo a tierras armeras para jugar en la SD Eibar. Fede Cartabia, un icono para la afición, se marchó cedido a los Emiratos Árabes para liberar el gasto salarial de la plantilla. Apenas un mes después de consumarse el desastre en Mallorca, el Deportivo afrontaba una nueva temporada sin siete jugadores de su once titular.

La mala confección de la plantilla es uno de los mayores males del club coruñés. Fuimos muchos los que alertamos, ya en el mes de agosto, sobre la descompensación que existía en el mediocampo, entre otras parcelas. Sin embargo, todos los problemas se podrían sintetizar en el paupérrimo rendimiento, colectivo e individual, de este Deportivo. Los fichajes del ‘nuevo Dépor’ no están aportando el nivel que deberían. Ni por asomo. Jugadores como Gaku Shibasaki o Samuele Longo – llamados a liderar el proyecto – están cuajando una temporada para olvidar. Lampropoulos y Montero tampoco están aportando la seguridad necesaria en la retaguardia. Ni Juan Antonio Anquela hasta el mes de octubre, ni Luís César Sampedro desde entonces, han conseguido encontrar el esquema idóneo para esta plantilla.

La realidad es esta: el Deportivo es el peor equipo de la Liga Smartbank. Por muy duro que suene decirlo, los datos no engañan. El conjunto herculino es el equipo que más goles recibe en la categoría. El peor local y también el peor visitante. El único argumento al que agarrarse es el tiempo que resta para terminar la temporada, suficiente para revertir la situación. Mientras Luís César asegura que “cambiará la partitura”, la afición ya se ha movilizado para convocar una manifestación el próximo viernes a las 20h en la Plaza Pontevedra. Las dudas sobre la viabilidad del club en caso de consumarse el descenso a la Segunda División B solo hacen que agravar, todavía más, una situación que por momentos parece insostenible. No hay ‘lume’ al final de este túnel.

No se ve una fácil solución para este Deportivo. De hecho y siendo sincero, no sé si existe solución alguna. Lo que sí tengo claro es que este equipo necesita una victoria como el comer. Sumar tres puntos para relajar los ánimos y continuar trabajando, eso sí, desde la victoria. Para terminar este escrito, vuelvo a recordar ese maldito 23 de junio. Espero y deseo que, con el paso del tiempo, deje de recordar a diario esa fecha.

Marc Vázquez

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »

shop giay nuthoi trang f5Responsive WordPress Themenha cap 4 nong thongiay cao gotgiay nu 2015mau biet thu deptoc dephouse beautiful

A %d blogueros les gusta esto: