Punto de esperanza

El Deportivo logró un valioso empate en Riazor ante el Atlético de Madrid, uno de los grandes de la primera división.

Bajaban revueltas las aguas deportivistas con la afición muy molesta por la marcha del equipo. La destitución de Garitano aplacó un poco esa marejada, para depositar de nuevo la confianza en Pepe Mel, sustituto del técnico vasco.

La llegada de Mel al banquillo deportivista supuso alguna variante en el esquema blanquiazul; la titularidad de Fayçal Fajr, la entrada de Mosquera en detrimentro de Guillerme baja de última hora y la vuelta de Borges al once inicial, después de la lesión. El regreso a la convocatoria de Bergantiños en el ostracismo hasta ayer y la suplencia de Carles Gil en beneficio de Kakuta, en un bajo estado de forma alarmante.

La grada se las conjuró para llevar en volandas al equipo desde el minuto uno y, arropó a los Blues para clamar al cielo justicia, esa que tanto falta en el “caso Jimmy”; en el día en que el juez archiva la causa, por falta de pruebas, el asesinato de Francisco Javier Romero Taboada.

El equipo contagiado por el ánimo de la afición, se mostró intenso desde los primeros lances del partido, presionando a los colchoneros muy arriba para que el rival no saliese con el balón controlado. La suerte acompañó a los deportivistas en el minuto 13 de partido, al marcar Andone  gol después del  grave error del meta Oblak.

El Deportivo le estaba plantando cara al Atleti y prueba de ello fueron las constantes llegadas del equipo. El Atlético de Madrid sorprendido por el juego local, también tuvo sus oportunidades, la más clara fue la de Correa, lanzando un disparo seco y bajo y  que salvó Lux en una gran parada.

El Atlético de Madrid puso las tablas en el marcador en el minuto 68 tras un disparo de Griezmann lejos del alcance del meta argentino del Deportivo.

En el tramo final del partido, los rojiblancos se volcaron sobre la meta de Lux y un disparo a bocajarro de Torres, felizmente atajado por Lux, casi supone la victoria visitante.

Cuando el partido llegaba a su fin, una entrada fortuita de Alex Bergantiños sobre Fernando Torres enmudeció la grada de Riazor, al desplomarse el Niño sobre el terreno de juego, inconsciente. Finalmente quedó todo en un susto tras recuperar la consciencia el jugador rojiblanco.

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: