Salvados por la campana

Un gol de penalti en el descuento no tapa las carencias de un equipo que le puso corazón pero sigue sin ideas tras cinco jornadas de campeonato.

La cara de Anquela en cada rueda de prensa sería suficiente para entender lo que le pasa al Deportivo jornada a jornada. Es un buen equipo, seguramente un buen grupo, que le pone ganas, esfuerzo pero que está desnortado, desequilibrado, como su entrenador en las ruedas de prensa, por veces desbocado, alocado, despeinado.

Sólo una victoria ante el Numancia parece que pueda ser un bálsamo para curar unas heridas que nacieron hace meses, en San Moix. Heridas que no sé si seremos capaces de borrar en toda la temporada. Es difícil pedir calma cuándo hay urgencia, cuándo te hablan de descensos y de desaparición.

Estoy seguro que dos victorias seguidas serán un punto de inflexión para un equipo que ayer no hizo mal partido, tampoco bueno, y he leído de todo en televisiones y radios de renombre. Dominó, pero no supo enlazar las líneas. Fue un equipo sin ideas, sin soluciones. Sólo ese empuje final nos salvó de la cuarta derrota consecutiva.

Muchas cosas tienen que cambiar pero el tiempo es el que mejor cura y esta semana parece definitiva para ver por dónde puede transitar nuestro equipo. Ser un equipo del montón de segunda y pasar una temporada en el ostracismo o dar un golpe sobre la mesa y plantarse cuanto antes en puestos de promoción.

La paciencia es la reina de las ciencias y engrasar las piezas del equipo es lo más urgente en estos momentos. Deberíamos dejar las críticas, los pitos, la desesperación y darle un tiempo de tregua a este grupo y a este entrenador. Recordemos que cinco jugadores se incorporaron hace escasamente una semana.

Confiemos en ellos, démosles la oportunidad de demostrar el miércoles que el Dépor está madurando, que es capaz de mejorar y demostrarnos que puede optimizar todas sus piezas y ponerse al nivel de los mejores equipos de la categoría. La segunda es muy larga, no lo olvidemos y equipos que al principio ni están al final se salen de la tabla. Ojalá nuestro Dépor sea otro ejemplo de eso. Y si no funciona ya habrá tiempo de cambiar o de pedir cuentas a Carmelo y Zas. Por ahora nuestra misión es apoyar, empujar y meter el primer gol ante el Numancia.

Roberto López (@Roberheavy)

Foto: RC Deportivo

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: