Vázquez construye un nuevo Dépor

El Deportivo, con Fernando Vázquez a la cabeza, afronta el reto más importante de la historia moderna del club. El club herculino debe regresar al fútbol profesional cuanto antes. Para ello, tiene que construir un nuevo equipo en tiempo récord.

En materia de fichajes, la entidad ha conseguido retener a jugadores importantes como Beauvue, Bergantiños, Bóveda, Borja Galán y Michele Somma. Otros como Keko, Salva Ruiz y Mujaid, pese a que su continuidad no está asegurada, tienen muchas opciones de seguir  en A Coruña. Celso Borges, Borja Granero, José Lara, Carlos Abad y Lucho García son las cinco incorporaciones que ha oficalizado el club hasta la fecha, todas de un alto nivel. Por último, llega una oportunidad para los canteranos. Yago Gandoy, Valín y Adri Castro se postulan como fijos en el primer equipo, mientras Juan Rodríguez y Alberto alternarán su participación con el equipo filial. Con una plantilla ‘nueva’ y todavía por terminar, Fernando Vázquez es el encargado de diseñar una nueva hoja de ruta en el aspecto táctico para afrontar el objetivo del ascenso con máximas garantías.

 

La idea de Vázquez para su nuevo Dépor

Los primeros entrenos en Abegondo nos dejan un trabajo físico totalmente lógico a estas alturas de la pretemporada. La Segunda B es una categoría en la cual el estado físico de un equipo es fundamental para la consecución de resultados. Para ello, se cuenta con Manuel Pombo, mano derecha de Vázquez y un experto en el campo de la preparación física. La Segunda B que le espera al Deportivo es una categoría que, debido al nuevo formato, permite muy pocos fallos si quieres ascender. Tener al equipo como cohetes para iniciar con buen pie el campeonato es tarea de Pombo.

El primer reto que debe asumir y superar el Dépor es adaptarse a una nueva categoría. La división de bronce, categoría que no pisa el conjunto coruñés desde hace casi cuatro décadas, es una competición muy dura. Partidos cerrados en los que las segundas jugadas y el balón parado adquieren una importancia vital. Al Dépor, como gigante del fútbol que es, le va a tocar proponer y llevar la iniciativa en la gran mayoría de los encuentros. Será el rival a batir. Tener en tu plantilla calidad y experiencia para saber madurar y ganar partidos es clave en el fútbol semi-profesional.

La idea de Vázquez para esta temporada es clara. El míster quiere un equipo agresivo, compacto, que genere mucho peligro por banda y que sea dominante en el balón parado. Para ello, los esquemas 1-4-4-2 y 1-4-4-1-1 son los baraja el técnico para llevar a cabo su propuesta. Son dos esquemas muy factibles porque necesitas poca especialización por parte de tus futbolistas. Es relativamente fácil adaptar a un mediapunta o un interior a un 1-4-4-2, sin embargo, es muy complicado adaptar a un jugador de banda a la mediapunta.

OPCIÓN A: 1-4-4-2

 

 

No vengo a descubrir nada sobre el 1-4-4-2. Un esquema utilizado por una multitud de equipos y que te permite realizar distintas variables. Hace dos temporadas, Natxo González hizo popular en A Coruña el rombo como variante de este esquema. Una alternativa para controlar el mediocampo y ocupar mejor los espacios, para realizar un juego de posición. La idea de Vázquez es la contraria. El preparador de Castrofeito buscará potenciar el juego por bandas, las transiciones rápidas y la llegada de la segunda línea. Para esto último contará con Celso Borges. El dos veces mundialista con Costa Rica será uno de los pilares del equipo. Un centrocampista box to box con llegada, inteligencia, recorrido y mucha experiencia. Éste y Yago Gandoy asumirán las labores de creación en la zona media. De la contención se encargarán un incombustible Álex Bergantinos – que también puede jugar de central – y un fichaje que está por llegar. El sueño de Richard Barral es cerrar la continuidad de Uche Agbo, aunque se antoja complicada. Retener al jugador nigeriano sería un golpe encima de la mesa. En esta nueva propuesta, se espera que los laterales  – Bóveda, Valín, Salva Ruiz y un fichaje que está por llegar – no tengan el protagonismo en ataque que sí tenían los carrileros la pasada temporada. Por otra parte, el club trabaja en el fichaje de un delantero referencia, que sepa aguantar y bajar balones para crear segundas jugadas. Éste pelearía con Beauvue y Adri Castro por un sitio en el once titular. Al de Guadalupe ya lo conocemos; es un portento físico, que puede caer a banda y tiene buen juego aéreo. De Adrián Castro sabemos menos. Fernando Vázquez destacó sus primeros entrenos con el primer equipo y confesó que le gusta “la inteligencia que tiene para crear ocasiones de gol”. Por último y no menos importante, quizás lo fundamental en esta categoría, los centrales. Creo que no exagero al asegurar que el Dépor, si retiene a Mujaid, tendrá en sus filas a los tres mejores centrales de la categoría. El fichaje de Borja Granero, que tenía ofertas de la la Liga SmartBank, es un movimiento maestro de la secretaría técnica. Un central experimentado y con una gran salida de balón. Michele Somma jugará su tercera temporada en Riazor, ya recuperado de su grave lesión de rodilla. Estos tres centrales deberán curtir al cuarto, Juan Rodríguez, una de las perlas de Abegondo y que tiene muchas esperanzas puestas por parte del técnico.

OPCIÓN B: 1-4-4-1-1

 

 

Poco varían los conceptos básicos del 1-4-4-1-1 respecto al 1-4-4-2. La principal diferencia la encontramos en el papel del mediapunta o enganche, un puesto que ahora mismo está vacante en la plantilla herculina. Fede Cartabia, con total seguridad, no seguirá en el club la próxima temporada. El Deportivo está sondeando el mercado en busca de un sustituto para el argentino. Si incorporaran a un enganche, Fernando Vázquez tendría la pieza clave para desarrollar el 1-4-4-1-1, esquema podría evolucionar en un 1-4-2-3-1 o un 1-4-3-3 si el técnico apuesta por un jugador como Celso Borges para la mediapunta. Si mete un centrocampista más puro en ese lugar, el equipo perdería mordiente en ataque, pero ganaría dominio y control en el mediocampo, que es donde se ganan los partidos. Todos conocemos a Fernando. Un técnico con una capacidad admirable de análisis y adaptación al rival. Por ese mismo motivo, que la idea principal del preparador sea jugar con estos dos esquemas no significa que, en algún momento del año, podamos ver al Dépor jugando con una línea de cinco hombres atrás.

 

Las bandas serán clave

Independientemente del esquema por el que opte Fernando Vázquez en cada partido – dependerá del rival, como es obvio – potenciar el juego y peligro por bandas es una obsesión para el entrenador gallego. Hasta la fecha, el Deportivo solo cuenta con Borja Galán y Keko Gontán para ocupar los extremos en el once. La llegada de José Alonso Lara en calidad de cedido no hace más que reforzar la idea de Vázquez. Lara es un extremo joven, talentoso, con desparpajo y capacidad para desbordar rivales. Pese a ello, hacen falta más efectivos. Queda poco más de un mes de mercado y la principal tarea de Barral será incorporar jugadores que puedan ser decisivos jugando en los extremos.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: