Voltan as nosas

Hace poco más de un año escribía mi primer artículo sobre el Dépor Abanca, aquí os dejo unas pinceladas de lo que pensábamos en aquel entonces…

 

El Dépor Abanca por otro lado encara una temporada ilusionante, la primera en División de Honor y eso hace que muchos aficionados, entre los que me incluyo, a día de hoy estén más centrados con ellas que con ellos. El objetivo claro, la permanencia, pelearse con los grandes equipos de España y las grandes figuras del fútbol tanto nacional como internacional. Nuestro fútbol está creciendo y en nuestra querida Coruña tienen mucho que ver las Tere Abelleira, Nuria, Iris, Miriam, la base del equipo qué consiguió el primer ascenso de la historia.

 

Ojalá sea como aquel ascenso del año 91 contra el Murcia y nos acordemos toda la vida. De momento ellas nos prometen trabajo, dejarse la piel en cada partido, sentir el escudo sin la necesidad de besarlo. Ahora somos nosotros los que tenemos que devolver todo ese cariño.

 

Para conseguir la verdadera paridad sólo hay un camino. Apoyarlas sin fisuras. Si llenamos el campo, si les damos tanta visibilidad en los medios como a los chicos, si venden camisetas, conseguiremos que lo que ellas generen sea tanto como lo de ellos y así la paridad estará más cerca, porque los que mueven los hilos, los que manejan, sólo entienden con números y eso tenemos que darles. Veamos retransmisiones deportivas, que se peguen los grandes grupos por emitir los partidos igual que lo hacen con los hombres, y así, poco a poco, con su medicina, la paridad será una realidad normalizada. Porque amigos la pelota por mucho que pese, seguirá siendo neutra, asexuada.¨

 

Sigo pensando muchas de esas cosas. En este último año muchos hemos descubierto a un gran entrenador: Manu Sánchez y a algunas jugadoras que han crecido en cantidades exponenciales: Noe, Cris, Iris, Athenea, todas han sido fundamentales en el año inolvidable que una pandemia mundial cortó.

 

Ese cuarto puesto será difícilmente repetible. Por eso toca poner los pies en el suelo. Varias son las piezas clave que se han marchado, como Tere, Nuria o nuestro estandarte Miriam,  pero varios también son los recambios que han llegado y por qué no decirlo, ilusiona y mucho ver el equipo B plagado de jugadoras gallegas de enorme proyección.

 

Nos toca tener paciencia y sobre todo, tener el mismo objetivo que el año pasado: La permanencia. Si la conseguimos, el resto vendrá solo.

 

A nosotros nos toca un año raro, aún sin saber si en algún momento podremos apoyarlas desde el fortín de Abegondo. Tampoco sabremos muy bien como irá el tema de la televisión, así estamos a 48 horas y sin saber muy bien si se televisa y por dónde. La dejadez de la Federación, pese a la cantidad de logros obtenidos, sigue siendo patente.

 

Nos toca seguir luchando, no solo en el campo, también en los despachos para equiparar de verdad un deporte que no debe entender de géneros, como no debería hacerlo nuestra sociedad. Está en nuestras manos, y con el apoyo de todos podemos conseguirlo. Ellas, lo merecen todo.

 

Rober López

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: